Redacción

El vehículo súper deportivo insignia de la marca, Nissan GT-R, mejor conocido como Godzilla por analogía con el icónico monstruo japonés, ha cimentado de forma convincente su lugar en la realeza del automóvil durante los últimos 52 años. 

El nombre GT-R es uno de los más emblemáticos en la industria a nivel global y desde su lanzamiento, Nissan GT-R ha sido un icono de Nissan. Este modelo vio la luz por primera vez en la década de los 60’s bajo el nombre de Nissan Skyline, no obstante, su evolución al afamado Nissan GT-R le ha valido convertirse a nivel global en la referencia de emoción, performance, velocidad y potencia.

Primera generación de Nissan Skyline GT-R: 1969-1972

Aunque Nissan Skyline GT-R es más conocido como un coupé de dos puertas, el héroe de alto desempeño de Nissan comenzó su historia como un sedán de cuatro puertas cuando se presentó oficialmente en el Auto Show de Tokio en 1968 como una forma de destacar cómo Nissan traslada sus conocimientos del automovilismo de la pista a la carretera.

Nissan Skyline GT-R, salió a la venta exclusivamente en Japón en febrero de 1969, contaba con un motor derivado de Nissan R380 de 2,0 litros y seis cilindros en línea, que fue el primer motor de cuatro válvulas por cilindro con doble árbol de levas en cabeza producido en serie y que generaba 118 kW de potencia a 7.000 rpm y 177 Nm de par a 5.600 rpm.

Nissan Skyline GT-R incorporaba dirección de relación variable, una configuración de suspensión delantera MacPherson y trasera de brazo semirremolcado, así como un diferencial de deslizamiento limitado. 

Modificaciones que, junto con la llegada de un modelo coupé de dos puertas más ligero con un depósito de combustible de 100 litros en 1971, forjaron la reputación de Nissan Skyline GT-R en las carreras desde el primer momento en que salió a la pista con 52 victorias absolutas -incluyendo un récord de 49 victorias consecutivas- en la competencia japonesa de turismos en tres años.

Segunda generación de Nissan Skyline GT-R: 1973

La segunda generación de Nissan Skyline GT-R hizo su debut en público en el Auto Show de Tokio de 1972 antes de salir a la venta en enero de 1973. 

Fue el primer modelo en incorporar los faros traseros redondos gemelos que desde entonces se han convertido en un sello característico de la estética visual de GT-R. Ahora Nissan Skyline GT-R de segunda generación se considera un vehículo de colección de gran valor debido a que sólo se fabricaron 197 autos por la crisis mundial del petróleo.

Suele denominarse Kenmeri, debido a la popular campaña publicitaria que mostraba a una joven pareja japonesa llamada Ken y Mary disfrutando de un día de conducción por la campiña de Hokkaido.

Tercera generación de Nissan Skyline: 1989-1994

Nissan revivió la icónica marca GT-R en 1989 con Nissan R32 Skyline tras 16 años de ausencia y gracias a su éxito en los deportes motor hizo que Nissan GT-R se vendiera por primera vez fuera de Japón.

Como sucesor de Nissan Skyline HR31 de tracción trasera, Nissan Skyline GT-R era un aniquilador a sus rivales en los circuitos de todo el mundo, ganando 29 carreras consecutivas en el Campeonato Japonés de Turismos entre 1990 y 1993, ganador habitual de carreras en el Campeonato Australiano de Turismos a finales de la década de 1980 y principios de 1990, consiguiendo victorias consecutivas en las 24 Horas de Spa de 1990 y 1991 y llevándose el primer premio en las 24 Horas de Nurburgring de 1990.

El éxito arrollador de Nissan GT-R en las carreras le otorgó el famoso apodo de «Godzilla«, debido a que generaba 206kW de potencia y 353Nm de par motor y era capaz de acelerar de 0 a 100km/h en sólo 5,0 segundos, eclipsando a muchos superautos europeos caros y exóticos de la época.

Cuarta generación de Nissan Skyline GT-R: 1994-1998

Se mostró por primera vez Nissan Skyline GT-R R33 como prototipo en el Auto Show de Tokio de 1993 antes de su presentación oficial en enero de 1995.

La cuarta generación era una evolución de su predecesor, que lo había conquistado todo, y mantenía gran parte de la configuración mecánica de Nissan R32 con ligeras modificaciones. A pesar de que su carrocería era ligeramente más grande y pesada, los nuevos métodos de producción hicieron que la estructura general fuera más rígida y ofreciera un centro de gravedad más bajo junto a una mejor distribución del peso que mejoraba la conducción.

Esto permitió que Nissan R33 GT-R se convirtiera en el primer vehículo de producción en serie en marcar un tiempo de vuelta inferior a 8 minutos en el famoso circuito de Nurburgring (Alemania) de 22 km. Asimismo, ganó el campeonato de GT500 de 1998 y terminó en 10ª posición en las 24 horas de Le Mans de 1995.

Quinta generación de Nissan Skyline GT-R: 1999-2002

La quinta generación de Nissan Skyline GT-R revivió el espíritu de Nissan R32 utilizando una plataforma más compacta, más ligera y más resistente que la del Nissan R33.

Nissan Skyline GT-R R34 se presentó por primera vez en enero de 1999, con un diseño exterior más afilado, sobre una plataforma con una distancia entre ejes 55 mm más corta, que se combinaba para mejorar aún más su excelente agilidad y rendimiento en las curvas. Incluso, el motor RB26DETT se modificó para aumentar el par máximo a 392 Nm y se equipó por primera vez con una caja de cambios manual de seis velocidades.

Dado que los modelos anteriores habían reunido un culto entre los jóvenes entusiastas del popular videojuego simulador de carreras Gran Turismo de Sony Playstation, Nissan R34 GTR aumentó su atractivo para los tecnófilos con la introducción de una pantalla multifunción en color de 5,8 pulgadas en la consola central que podía configurarse para mostrar una multitud de parámetros de rendimiento en vivo y consolidó su estatus de icono de rendimiento con múltiples apariciones en la pantalla, incluyendo un papel principal en la exitosa franquicia Rápido y Furioso.

Sexta generación de Nissan GT-R: 2007-actualidad

Nissan GT-R volvió a resurgir como modelo independiente por primera vez cuando se presentó en 2007. Lanzado por primera vez como Nissan GT-R Concept en el Auto Show de Tokio de 2005 y con su debut en producción en el mismo evento dos años después.

Diseñado como un superauto desde el principio, Nissan R35 continuaba el legado ahora con carrocería completamente nueva y elegante. El motor era ahora un V6 biturbo de 3,8 litros que producía 358 kW y 583 Nm y era capaz de impulsar al GT-R de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, lo que convertía al Nissan GT-R en el deportivo más eficiente de la época. Además, continúa siendo uno de los autos de producción más rápidos en dar una vuelta a Nurburgring, con el Nissan GT-R Nismo marcando 7min 08s.

Desde entonces, gracias a una serie de actualizaciones, el mismo motor produce ahora unos asombrosos 441 kW y 652 Nm en el Nissan GT-R Nismo de mayor categoría, por lo que se ha posicionado entre los autos más rápidos del mundo con la capacidad de alcanzar el triple de velocidad en menos de tres segundos.

Al igual que sus predecesores, Nissan R35 ha dejado su huella en las competencias de motor, con tres victorias en el campeonato de la serie Super GT japonesa (2011, 2012 y 2015), una victoria general en la serie de resistencia Blancpain 2015 para máquinas GT3 y la victoria absoluta en las 12 horas de Bathurst 2015.

Comentarios de Facebook