Eduardo Guevara

Le gusta interactuar con las personas, entablar conversaciones amenas, expresarse con gestos, atender quejas y dar solución a diversas dudas por medio de su pantalla táctil, es NoBOT, el robot interactivo más avanzado de atención al público creado por ingenieros mexicanos. 

NoBOT es un asistente robótico con la estatura promedio de un adulto en México, que proporciona orientación y se relaciona gentilmente con su auditorio, se desplaza independientemente, sin choques ni accidentes, y guía a las personas en su estancia dentro de cualquier lugar.

Actualmente, ya es probado con éxito por una empresa sanitaria reconocida a nivel mundial, siendo la cara amable que sus usuarios ven al llegar a sus instalaciones en la Ciudad de México.

Octopy, compañía dedicada a la inteligencia artificial (IA) y la robótica, ingenió una máquina capaz de recibir a los visitantes de cualquier empresa y sorprenderlos con sus habilidades sociales, ya que utiliza una visión computacional para reconocer el género de los clientes que atiende, edad y estado de ánimo, que lo ayuda a moverse en espacios abiertos o estrechos y ofrece un menú desplegable en su pantalla frontal y, mediante su Voicebot, responde de manera natural a innumerables preguntas, haciéndolo el anfitrión ideal para auxiliar a las personas en centros comerciales, bancos, museos, hoteles, hospitales, restaurantes u oficinas.

«Nuestros diseños se apoyan en una plataforma de autonavegación que usa un radar que hace un mapeo en tres dimensiones, donde el sistema detecta los objetos que tiene enfrente y lo ayuda a eludir obstáculos”, señaló Alejandro del Valle Tokunhaga, director general de Octopy.

«También cuentan con un Voicebot que se alimenta de inteligencia artificial para contestar preguntas. Puede resolver cuestionamientos gracias a algoritmos de visión computacional, obviamente cumpliendo con las normas de resguardo de datos personales, ya que no almacena imágenes ni audios, sólo identifica si es hombre, mujer o niño, calcula la edad y atiende amablemente sus inquietudes», finalizó del Valle Tokunhaga.

La industria creadora es orgullosamente nacional, originaria de Monterrey, Nuevo León, y se encuentra innovando con el diseño de nuevos prototipos que resuelvan diversas necesidades de demostración, sanitización, servicios, seguridad o industrial. Además, se encuentra en planes de expandir sus creaciones a Estados Unidos, Canadá, España y Asia; mismas que ya llegan a varios países de Sudamérica, donde empiezan a ser reconocidos por su habilidad de solucionar problemas cotidianos.

Comentarios de Facebook