El Indeleble

A través de un oficio dirigido al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, médicos residentes, cardiólogos y especialistas del Centro Médico Nacional Siglo XXI, señalan supuestos actos de corrupción al interior de la institución, y piden de manera urgente se lleve a cabo una auditoría desde la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Acusan a Joel Estrada Gallegos, jefe de servicio de hemodinamia, como el supuesto encargado de aprobar adquisiciones de insumos médicos del hospital, beneficiando a una sola empresa privada llamada Vitalmex S.A. de C.V que vende los insumos médicos a sobreprecio.

”El cardiólogo Joel Estrada Gallegos compra los insumos médicos a sobreprecio con diferencias de hasta seis millones de pesos mensuales que van a parar directamente a sus bolsillos, esto en contubernio con la dirección del hospital”, señalan en el escrito.

Asimismo, atribuyen que tanto el director del Hospital, Guillermo Saturno Chiu, así como del doctor Rafael Claire Guzmán, director Médico; pese a que están enterados han hecho caso omiso a dicha situación.

Médicos residentes, cardiólogos y especialistas del Centro Médico Nacional Siglo XXI, también refieren que desde años pasados, la dirección del hospital le ofreció a Joel Estrada un ascenso a jefe de Cardiología, el cual rechazó, pues desde esa área no puede aprobar o rechazar las licitaciones para la adquisición de insumos médicos.

Cada que hay una licitación es ganada inequívocamente por la empresa Vitalmex S.A. de C.V, refieren los acusantes, de todos los materiales médicos que se adquieren, el cardiólogo Joel Estrada Gallegos también recibe un diez por ciento de las ventas.

Incluso se habla de que la empresa Vitalmex S.A. de C.V escribe las bases de la licitación para que únicamente ella pueda distribuir los insumos médicos aunque hay otras empresas con mejores materiales y a mejores precios.

De acuerdo con el escrito, la empresa Vitalmex S.A. de C.V distribuye piezas médicas como catéteres, balones, taxis, válvulas aórticas, stents, entre otros, a los que inflan su precio hasta en un 50 por ciento.
Por ejemplo, el producto más caro que oferta la empresa Vitalmex S.A. de C.V es un stent, cuyo precio en el mercado es de 15 mil pesos, la empresa lo vende al hospital en 35 mil pesos, más del doble.

Los quejosos, presumen que la empresa Vitalmex S.A. de C.V está relacionada con la ex líder del magisterio Elba Esther Gordillo, y esta sea de ella.

Cabe destacar que el cardiólogo Joel Estrada Gallegos, fue uno de los dos médicos que operó del corazón al ex Jefe de Gobierno y hoy Senador de la República, Miguel Ángel Mancera, aunque fue relevado de la operación y el entonces jefe de Gobierno fue trasladado al hospital privado ABC.

El cardiólogo Joel Estrada Gallegos también colabora en los hospitales Ángeles Metropolitano, Ángeles México, el Consultorio Dalinde y el Hospital Star Médica Centro, donde es socio de la sala de Hemodinamia.

Que de acuerdo con la información, la construcción de cada sala de Hemodinamia cuesta alrededor de 40 millones de pesos y el cardiólogo Joel Estrada Gallegos, presume entre sus compañeros de trabajo que él mismo pagó por la construcción de esta sala de servicio médico.

En cuanto a la compra de materiales médicos, el cardiólogo Joel Estrada Gallegos, compra los insumos médicos a la empresa Vitalmex S.A. de C.V y cuando éstos no son usados por los pacientes los trasladan a algunos de los hospitales privados donde son revendidos, pues se debe acabar el presupuesto de 20 millones mensuales, de lo contrario el presupuesto le es reducido al área.

Por este motivo,”solicitamos a usted, señor Presidente Andrés Manuel López Obrador una investigación con una auditoría desde la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda para que el hospital y sus pacientes se puedan quitar de encima a una persona corrupta que vive los recursos del pueblo. Nos despedimos, no sin antes mencionar que hay una amenaza constante en los pasillos del hospital, pues si damos a conocer estas irregularidades nos pueden despedir de nuestras áreas de trabajo, por lo que pedimos discreción. Es lamentable que la salud del pueblo sea usada para enriquecerse ilícitamente, le pedimos su ayuda, Presidente de México”, concluye el escrito.

Cabe mencionar, que dicho documento ya fue recibido por la Dirección General de Atención Ciudadana del Gobierno Federal y le fue asignado al documento el folio 20201022ANOMV3, por lo que insisten a las autoridades a dar un seguimiento puntual al caso.

Comentarios de Facebook