El Indeleble

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inmunización es uno de los instrumentos de prevención de enfermedades más poderosos de la salud pública; sin embargo, su interrupción por la pandemia de COVID-19 podría detener avances contra padecimientos prevenibles por vacunación.

Rodrigo Sini, director médico de Pfizer para América Latina indicó que completar y actualizar la cartilla de vacunación de las familias mexicanas durante la pandemia, principalmente en niños y adultos mayores, es la mejor forma de protegerlos de enfermedades respiratorias como la neumonía o la influenza.

“Dentro de poco, la población se incorporará a sus actividades habituales; niños y jóvenes regresarán a clases, padres de familia a sus trabajos y lugares de esparcimiento, y negocios darán servicio de manera regular», dijo el especialista.

Por su parte, el infectólogo pediatra Javier Ortíz aseguró que los servicios esenciales de inmunización en todo el mundo se han visto afectados por el distanciamiento social y, como consecuencia, millones de niños podrían estar en peligro de contraer enfermedades.

“Previo a la pandemia, las infecciones por neumonía fueron responsables del 15 por ciento de todas las defunciones en menores de 5 años de edad a nivel mundial, ahora, el incremento de afecciones controlables por medio de la inmunización puede provocar un aumento de morbilidad y mortalidad», aseguró el también secretario de salud municipal y director general del Centro COVID19 de Iguala, Guerrero.

De acuerdo con los expertos, hoy en día, la vacunación es la intervención sanitaria más costo-efectiva que existe; previene de 2 a 3 millones de muertes por año, mientras que podrían evitarse otras 1.5 millones si aumenta la cobertura mundial, ya que ellas benefician a la persona que las recibe y al resto de su comunidad.

Efecto también conocido como inmunidad de rebaño, que se da cuando un número suficiente de individuos están protegidos frente a una determinada infección y actúan como barrera impidiendo que el agente alcance a los que no lo están.

En ese sentido, el doctor Antonio Luévanos comentó que “aunque empresas de innovación como Pfizer están muy cerca de encontrar una vacuna contra el COVID-19, es apremiante continuar con los servicios de salud esenciales como la inmunización, siempre que estos puedan mantenerse en condiciones seguras”.          

Agregó que, “es posible completar la cartilla de vacunación de niños y adultos a pesar de permanecer en confinamiento, siguiendo las medidas de seguridad sanitarias que incluyen lavado constante de manos o utilizar alcohol en gel, usar cubrebocas, caretas y mantener una distancia de 1.5 m. entre personas”, añadió el médico pediatra Infectólogo en el Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde y profesor en la Universidad de Guadalajara.

Un ejemplo de lo último son todas aquellas apps que permitan llevar un correcto control y seguimiento de las inmunizaciones para el bienestar integral de niños y adultos. Principalmente aquellas que ofrezcan la posibilidad de completar el Esquema de Vacunación óptimo avalado por la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica.

Por otro lado, es de mencionar que para preservar la inmunización durante la pandemia, la OMS ha emitido una serie de recomendaciones, entre ellas: favorecer la aplicación de vacunas primarias en recién nacidos y dar prioridad a las vacunas contra la neumonía e influenza entre los grupos más vulnerables.

Según información de Pfizer, en México, la Secretaría de Salud ya se prepara para adelantar la campaña de vacunación contra la influenza antes de la temporada invernal, con la intención de reducir el riesgo por ambas enfermedades virales.

Comentarios de Facebook