Isabel Carrillo

La cáscara de una nuez se rompe en muchos pedazos cuando se le aplasta o presiona contra una superficie dura. Sinaloa tenía fama de estado “machista”, no había espacio para la posibilidad de garantizar la felicidad de sus familias. Se vivían tiempos oscuros, de incertidumbre para los sectores de minorías como la comunidad LGBTTIQ. A esto, le sumaron el trabajo de la prensa amarillista que sacó provecho del policía gay asesinado. Y aunque el homicidio ocurrió en Mazatlán, en una de las colonias más populares y lacrimosas por su alto índice de violencia, los manifestantes llevaron su protesta a la capital del Estado. El Palacio de Gobierno fue el escenario de los activistas, ahí descargaron su furia.

 ¡Nos siguen matando! No merecemos ser una estadística más. —habló Tiago Ventura, con su megáfono en mano, era un importante activista de la comunidad gay sinaloense.

Con esta descripción dibuja el escritor Samuel Parra su más reciente obra: Por la ciudad en alas de ángel. Un thriller policiaco que además apuesta a la ciencia ficción en un tema controversial y polémico: los crímenes de odio contra la comunidad gay. En septiembre saldrá a la venta en librerías, a través del Sello Editorial Crónomo.

En la página o en la pantalla, Parra sigue creando universos oscuros y estos comienzan a llegar a públicos amplios y receptivos a su estilo.

Por la ciudad en alas de ángel presenta al detective Walfredo Rondán, quien es un personaje altanero y soez encargado de misiones especiales donde se involucra el gobierno, la iglesia y el narcotráfico, todo aderezado con rituales satánicos para intentar llevar el orden a la sociedad.

“La novela trabaja sobre uno de los tantos crímenes que se dan en las sociedades, a veces más allá de que alguien sea el culpable, también hay sociedades que propician que determinados crímenes se conviertan en hechos y otras que propician otros. Los personajes tenían cada uno su punto de vista, saben una parte de la historia que los otros no saben”, comentó el escritor.

La obra del mazatleco es un thriller literario, que mezcla el género de novela policiaca y ciencia ficción. Con esta obra arranca la saga HELL DOVES, una serie de seis libros que desencadenan una tétrica maquinaria oculta en México desde los años 70 del Siglo XX.

“Siempre empiezo a escribir a partir de una imagen disparadora, en el caso de este libro la imagen me apareció después de presenciar una conferencia sobre la lengua Yorome, con el profesor Meliton Yocupicio LLanes, quería llevar la trama más allá de un homicidio. Tengo que tirar de ese hilo para ver cuál es la historia que aparece detrás de eso. Pero claramente para mí era una novela de personajes y, sobre todo, de personas que perdieron lo que son”, explicó.

Aunque Parra todavía no revela la portada del libro porque será una sorpresa para sus lectores, el dibujante internacional Jorge Break fue el encargado de las ilustraciones, también creador del cómic mexicano Meteorix 5.9. El prólogo es obra del escritor Alejandro Paniagua Anguiano, autor del libro Tres Cruces, editado por Textofilia.

Rainbow Noir

No es nueva la existencia de novelas policíacas rainbow. Lo que sí sería nuevo es que tuvieran el mismo éxito que otras opciones más habituales.

Lo bueno de tomar una perspectiva de este estilo aplicada a las novelas policíacas es que permite adentrarse en diferentes puntos de vista que se alejan de aquellos que ya conocemos. Estos puntos de vista se pueden aplicar tanto a la forma de articular la trama como, lógicamente, a afrontar diferentes actitudes y posibilidades que nos muestran modos distintos de actuación; no se pierde lo social, sino que se amplía el espectro, pudiéndose visibilizar otras preocupaciones.

– ¿Por qué abordas la temática gay en tu novela?

– Porque en la literatura el cuerpo del homosexual tiene un lenguaje corporal diferente, el intercambio de miradas es suficiente, es la contraseña segura e inequívoca. Aunque la inmensa mayoría pasa desapercibida, una pequeña insinuación de un ademán lo delata, un gesto basta. En ocasiones el homosexual hace alarde de una gestualidad masculina exacerbada como parte del ritual del cortejo y del ocultamiento del verdadero deseo. El libro es un amante más… muy peligroso.

– Los personajes LGBTI en el género negro han llegado para quedarse y para profundizar en unas problemáticas sociales que claman por su libre aceptación. ¿Estás de acuerdo con esto?

– La literatura homosexual introduce en las letras mexicanas la búsqueda de una nueva identidad amorosa. Es una literatura audaz, que reclama espacios a la sociedad para establecer relaciones amorosas alternativas. Es una crítica valerosa y radical del rechazo social, que refleja una toma de posición irreversible. El desarrollo de la literatura homosexual en México ha sido rápida y se ha considerado como un acontecimiento literario y sociológico de gran importancia.

Samuel Parra.

Acerca del autor

Samuel Parra es escritor, periodista, ensayista y promotor cultural. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UAS. Master de Literatura Contemporánea por la Universidad Autónoma Metropolitana. Es autor de seis libros. Por sus letras ha ganado premios internacionales en la India, Colombia, Chile y Perú. Actualmente es director de Comunicación de la Cámara Nacional de Comercio de Mazatlán.

Fue becado por la Fundación Prensa y Democracia para estadía en la Universidad Iberoamericana Campus Santa Fe en el año 2009. La Universidad Brigham Young University, en Idaho, Estados Unidos, lo reconoció como Promotor de la Lectura y Escritor Versatil 2015. Colabora con la Revista El Caimán Barbudo, de La Habana, Cuba. Además dirige la Revista Cultural Huérfanos de Saturno. La Universidad Estatal de Nueva York incluyó la antología “No Somos Islas: Covid 19”, que encabeza Parra, como lectura latina opcional para los estudiantes de Periodismo y letras el 2021, esto a fin de entender la “memoria colectiva a través de las letras”. 

En julio del 2020 lanzó el proyecto «Nono el Cerdito Booktuber”, un canal de difusión de obras literarias, que usa elementos infantiles para comunicarse con jóvenes y adultos.

Comentarios de Facebook