Con la intención de salvaguardar a los trabajadores y generar el menor impacto posible en la economía nacional,  ManpowerGroup invita a acelerar la implementación de la agenda digital en favor de las empresas y de la administración pública.

De acuerdo con la firma de capital humano, no hay sectores inmunes al COVID-19, lo que obliga a los empleadores a revisar los procesos organizacionales tradicionales para gestionar los cambios en las operaciones.

A un mes de la propagación de la epidemia, la firma de capital humano Manpowergroup considera necesario lo siguiente.

Nuevas Formas de Trabajo

La tecnología es una herramienta que continuará con un papel crucial ahora que se demuestra la validez del Smart Working (más que home office), en donde la conectividad fuera de las oficinas requiere la seguridad de datos y privacidad, además de que exige una nueva manera de organizar el trabajo. El desafío y el cambio serán importantes para las PyME y la Administración Pública, donde sólo el 12% y el 16%, respectivamente, tenían proyectos de trabajo remoto ya estructurados.

Líderes para el Futuro

La contingencia evidenció que el liderazgo responsable y preparado es importante para reaccionar de manera rápida y competente en tiempos de crisis. Su papel es dirigir equipos de trabajo que se vuelven más autónomos, pero con procesos, responsabilidades y roles definidos sobre los cuales medir los resultados y readaptar el comportamiento. La implementación de un plan de contingencia será el punto de partida para crear las bases necesarias para aprovechar las oportunidades de repensar la compañía y el liderazgo en un contexto de transformación impuesta por la crisis.

Innovar para crecer

Las herramientas digitales y los teléfonos inteligentes abren espacio para las llamadas de conferencia y videollamadas de negocio. Las capacitaciones también se realizan por medio de seminarios web y tutoriales en línea. Por otra parte, la selección del talento implementa nuevas formas de realizar entrevistas de aptitud gracias a plataformas especializadas. Esto hace necesaria una constante actualización del parque tecnológico y la preferencia por una infraestructura «móvil» que ofrezca formas alternativas de trabajar en la oficina, de una manera ágil.

Capacitación y actualización

Las personas deben comprender la necesidad de actualizarse continuamente para seguir siendo competitivos y aportar valor a la empresa para la que trabajan. Por ello, se necesitan programas de actualización con períodos de entrenamiento más rápidos, cortos y efectivos. Este tipo de adaptación y transformación pueden ser repentinas e inesperadas, por lo que encontrarse listo significa garantizar un futuro para las empresas y los colaboradores.

Por. El Indeleble

Comentarios de Facebook