Patricia Guillén

Este martes, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) consideró que el llamado “Régimen de confianza”, anunciado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para determinar, a partir de un algoritmo, las declaraciones preliminares y simplificar el pago de impuestos, “aún tiene indefinido el umbral a partir del cual se aplicará a personas físicas y morales”.

Al reconocer los esfuerzos de la autoridad tributaria para avanzar en el combate a la informalidad mediante la simplificación de la determinación y pago de los impuestos, la presidenta de este instituto, Diamantina Perales Flores, comentó también que “aún falta por conocer si el SAT realizará el cálculo del impuesto con base a los ingresos que constan en los CFDI o bien, si se tratará de un régimen de impuestos estimados, según las tasas efectivas de cada sector”.

Diamantina Perales Flores.

Como IMCP, detalló, “recomendamos que la adhesión al Régimen de confianza sea opcional”, ya que “las zonas geográficas del país son diferentes, y aunque se pertenezca al mismo sector, los ingresos no son iguales, y la tasa efectiva del pago del impuesto sería general, porque así lo está calculando la autoridad”. En ese sentido, explicó, al hacerse el cálculo, éste “no sería de beneficio para algunos contribuyentes, aunque tengan ingresos bajos”.

En el marco de la conferencia mensual del IMCP, su presidenta indicó que la Contaduría Pública, “como profesión inmersa en la toma de decisiones de las organizaciones públicas y privadas, estamos convencidos de que los avances del SAT en esta materia requieren de nuestra técnica y conocimiento”, por ello, aseveró, “los contadores públicos nos mantendremos como coadyuvantes para el oportuno cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes”.

Al hacer uso de la palabra, Alfredo Esquivel Boeta, vicepresidente regional Zona Noreste del IMCP, indicó que el SAT empezará a revisar la tasa efectiva de ISR a grandes contribuyentes, como una forma para subsidiar obras de infraestructura. Al respecto, indicó que “es de pensarse que este nuevo esquema de recaudación se hará extensivo a los demás contribuyentes”, por lo que recomendó estar preparados.

Dijo también que es necesario contar con una definición clara de los parámetros de la “Tasa Efectiva”, considerando las diferentes zonas del país, costos de operación, de vida, competencias internas y externas, ya que en cuanto a la obtención de utilidad, “no podemos comparar los precios del norte del país, con el del centro o el sur”.

Alfredo Esquivel Boeta.

Para concluir la conferencia de prensa mensual del IMCP, Sofía Santoscoy Pineda, analista bursátil y económico dio a conocer los resultados del Índice Mexicano de Confianza Económica (IMCE), de julio 2021. Destacó una mejoría en la tasa mensual de +6.22% registrando un máximo en 28 meses para llegar a 70.27 puntos, lo que se ve reflejado en el comparativo con el mes anterior en el orden de 4.12 unidades, datos positivos que encuentran soporte al observar que, en el comparativo anual, el IMCE subió por quinta ocasión consecutiva, al hacerlo por 40.54%, derivado de un incremento de 27.85% en la Situación Actual y de 58.24% en la Situación Futura.

Sofía Santoscoy Pineda.

Con respecto a las limitantes de crecimiento para los negocios en el país, a partir de la visión de los contadores públicos del país, el COVID-19 siguió como el principal obstáculo al que se enfrenta la economía mexicana, seguido de las condiciones de inseguridad, la falta de capital, la disponibilidad de financiamiento y el regreso de la corrupción entre las cinco causas principales.

Comentarios de Facebook