Redacción

El concepto ESG surgió a inicios de la década de los ochenta, cuando una comisión de las Naciones Unidas se reunió en un esfuerzo por abrir la conversación y tomar acciones para enfrentar los grandes desafíos en materia ambiental, social y económica a nivel global.

En 2015 se firmó el Acuerdo de Paríspara evitar un incremento mayor a 1.5 °C en la temperatura global y, en 2017, se creó la Red de Bancos Centrales y Supervisores para Enverdecer el Sistema Financiero (NGFS en inglés). Ambos hitos dieron un renovado impulso a los esfuerzos por la sostenibilidad.

La reputación corporativa y las estrategias de negocio de las empresas no se pueden entender sin una visión integral de sostenibilidad. Las inversiones ESG constituyen una poderosa tendencia que está creciendo exponencialmente. De acuerdo con la firma BlackRock, de 2016 a 2020, hubo flujos por 530 mil millones de dólares en estrategias de inversión en esta materia.

Asimismo, en una encuesta de la misma compañía a más de 425 inversionistas internacionales reveló que en los próximos cinco años buscarán duplicar sus inversiones sostenibles. Esto significará tener casi 35% de sus activos bajo gestión invertidos con estrategias ESG.

En México 92% de los inversionistas consideran importante que sus inversiones tengan un impacto positivo en el mundo. Así la sostenibilidad es hoy un eje fundamental que debe ser considerado por las empresas.

A largo plazo, las empresas que tomen en cuenta temas ESG van a tener mejores resultados. Estarán mejor posicionadas ante los cambios que ya están teniendo un impacto a nivel mundial y estarán alineadas con las nuevas regulaciones y con lo que la sociedad demanda actualmente.

La crisis global desencadenada por Covid-19 ha hecho que se tome conciencia del entorno en el que vivimos, de nuestra comunidad y del futuro. En nuestro país, hay empresas mexicanas que están invirtiendo seriamente en estrategias ESG, un ejemplo de ello es Grupo Lala.

Parte de este plan consiste en el programa integral de manejo de residuos que contempla la identificación, separación, cuantificación, tratamiento y gestión de éstos, para incentivar la reducción, reúso y reciclaje de materiales en todas sus instalaciones, la compañía alcanzó 87% de residuos reciclados. Ahí la relevancia que toma para las empresas implementar acciones que contribuyan al fortalecimiento de su impacto, tanto en materia ambiental, como social y económica.

Comentarios de Facebook