Diego Ríos

Desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, partió este lunes el cohete ruso Soyuz-2.1a con la nave espacial de carga Progress MS-16, en dirección a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Exitoso fue el lanzamiento, que tras 8 minutos y 48 segundos de haber sido puesta en marcha, se separó de forma rutinaria de la tercera etapa del cohete portador, y dio paso al despliegue de paneles solares y antenas.

El cohete es controlado por especialistas del Grupo de Control de Operaciones Jefe, del segmento ruso de la ISS, con sede en la ciudad de Korolev, Rusia.

La nave espacial de carga rusa, Progress MS-16, se reunirá con la Estación Espacial Internacional en dos días. El acoplamiento al módulo Pirs del segmento ruso está programado para el 17 de febrero.

Está previsto que el acoplamiento se lleve a cabo automáticamente bajo el control de los especialistas del Centro de Control de la Misión, de la agencia espacial rusa Roscosmos, y será recibida por los cosmonautas Sergey Ryzhikov y Sergey Kud-Sverchkov.

El nuevo carguero Progress MS-16 transporta 600 kilos de combustible, 420 litros de agua potable para el sistema Rodnik y 40,5 kilos de gases comprimidos con reservas adicionales de nitrógeno, así como alrededor de 1400 kilos de diversos equipos y materiales.

Incluido, el equipo de recursos de los sistemas de control a bordo y soporte vital, paquetes para experimentos espaciales, controles médicos y de higiene, ropa, raciones estándar y alimentos frescos para los tripulantes.

Como parte del programa de investigación científica y aplicada de Rusia, la nave espacial lleva equipo para los siguientes experimentos:

  1. Kits de Neurolab que están destinados a realizar una serie de experimentos médicos Pilot-T para estudiar el impacto de las misiones espaciales de larga duración en la calidad de vida de los cosmonautas.
  2. Materiales del experimento Aseptic que permitirá desarrollar provisiones de esterilidad mientras se realizan experimentos biológicos en condiciones de vuelo espacial.
  3. Se utilizará un dispositivo experimental fotobiorreactor para estudiar la viabilidad de obtener productos alimenticios y oxígeno de las algas en condiciones de microgravedad.
  4. El hardware del experimento Kaskad se utilizará como laboratorio para desarrollar métodos eficientes de producción biotecnológica de cultivos celulares en condiciones de gravedad cero.
  5. Las sondas de biodegradación garantizarán el seguimiento de la composición de los microorganismos en la atmósfera de la ISS para estudiar su impacto en los materiales estructurales en condiciones espaciales.

Actualmente, la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional está compuesta por los cosmonautas rusos Sergey Ryzhikov y Sergey Kud-Sverchkov, de Roscosmos, así como los astronautas estadunidenses Kathleen Rubins, Michael Hopkins, Victor Glover, Shannon Walker de la NASA, y el japones Soichi Noguchi de la JAXA.

Comentarios de Facebook