Eduardo Guevara

Según la Organización Mundial de la Alergia (OMA) el 20% de la población mundial sufre alguna enfermedad alérgica, manifestándose frecuentemente en la población infantil. En México, de acuerdo con la Secretaría de Salud entre un 5 y 20 por ciento de la población padece o ha padecido algún tipo de alergia.

Los tipos más comunes son: asma alérgica, alergias alimentarias, síndromes alérgicos intestinales, urticaria aguda y crónica, alergia a medicamentos y rinitis alérgica, la cual se estima que el 35 por ciento de los mexicanos la padecen y es considerada la enfermedad alérgica más frecuente en el mundo.

Una alergia es una reacción anormal a una sustancia normalmente inofensiva (alérgeno). Existen muchos alérgenos que pueden ocasionar reacciones de este tipo, como por ejemplo: alimentos, animales, polvo, insectos, árboles, malezas, polen, moho o medicamentos.

Según la Organización Mundial de la Salud, la alergia es una enfermedad que ha aumentado progresivamente en el mundo, al punto que debe ser considerada como un problema de salud pública.

“El 8 de julio se conmemora el Día Mundial de la alergia y es el momento perfecto para concientizar a la población sobre estas enfermedades, con el fin de generar un diagnóstico oportuno que permita tratamientos y programas de educación e investigación que se transformen en mejoras para la calidad de vida de los pacientes”.

Hélida Silva, directora de Asuntos Médicos de Siemens Healthineers Latinoamérica.

Bajo este contexto, se han identificado siete síntomas de alerta que pueden indicar que se está padeciendo de esta enfermedad y comparte una recomendación para el oportuno tratamiento.

En lactantes y niños pequeños:

· Síntomas gastrointestinales

· Dermatitis atópica

· Sibilancias recurrentes

En niños mayores:

· La rinitis alérgica (a veces llamada fiebre del heno)

· Asma bronquial

· Conjuntivitis también conocida como ojo rosado

· Otitis media (infección del oído medio)

Las posibilidades de que un niño desarrolle alergias aumentan cuando uno o ambos padres las padecen y aunque las alergias pueden ser hereditarias, se estima que entre el 8 y 12 por ciento de la población podría desarrollar una alergia alimentaria a lo largo de su vida. Cerca del 90% de los alimentos pueden provocar alergias en la primera etapa de la infancia y esta cifra aumenta al 22 por ciento en alimentos como: leche de vaca, huevo, trigo, soya, pescados, mariscos y frutos secos.

El diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado de estas enfermedades es vital para interrumpir la progresión de la misma y detener con esto la marcha alérgica. Siemens Healthineers ofrece a los profesionales de la salud y a los pacientes una gama de pruebas que permiten el diagnóstico a través de una pequeña muestra de sangre, evitando que a los niños se les someta a una prueba de pinchazo de piel.

“Los niños sospechosos de alergias deben ser evaluados con un examen físico, historia clínica y varios test. Estos podrían incluir una prueba específica de IgE (un anticuerpo específico) para determinar la causa de la alergia, tecnología con la que contamos y ponemos a disposición de los mexicanos”.

Hélida Silva, directora de Asuntos Médicos de Siemens Healthineers Latinoamérica.

Una vida con alergias controladas es posible, solo se requiere de autocuidado, controles preventivos y un correcto tratamiento de estas afecciones.

Comentarios de Facebook