Por Diego Ríos

La contaminación por sargazo afecta todas las costas del Mar Caribe, según el más reciente reporte de abril de 2019 del Laboratorio Oceanográfico Óptico de la Universidad del Sur de la Florida (USF), que hace un seguimiento preciso al desarrollo de estas algas en la región.

Donde todos vieron un problema, él vio una oportunidad para contar su historia de vida, y a la vez, ayudar a su comunidad, sin imaginar el gran impacto social que representaría.

Las primeras apariciones de sargazo en el Caribe mexicano se registraron en 2013, según la Secretaría de Medio Ambiente, las cuales para 2014 y 2015, comenzaron a volverse constantes, y según las autoridades ambientales, desde marzo de 2018 la llegada de estas algas a las costas mexicanas se ha vuelto irremediable.

Ante este fenómeno natural, surge la creatividad de un mexicano, de origen jalisciense, quien supo aprovechar la crisis para transformarla en lo que hoy en día se conoce como construcción sustentable con sargazo. Omar Vázquez Sánchez, comenzó construyendo composta para fabricar bloques de sargazo, útiles para la construcción.

Gracias a esta idea, Vázquez ha edificado casas principalmente en Puerto Morelos, donde estableció la primera vivienda, “Casa Angelita”, dedicada a su mamá, misma que se ha vuelto ya un ejemplo para el emprendimiento y un ícono en esa localidad. Las primeras casas construidas tendrán dimensiones de 40 metros cuadrados en donde se utilizarán aproximadamente 20 toneladas de sargazo y tendrán un costo de material y mano de obra de 150 mil pesos.

Para esta primera etapa, tiene prevista la edificación de 50 casas, las cuales emplearán alrededor de 100 mil bloques mismos que ya están asegurados por el equipo de arquitectos que trabajan en este proyecto. En estudios realizados por la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, los ladrillos demostraron tener una durabilidad y resistencia de hasta 120 años, además de poder ser utilizados en cualquier región del país ya que su composición no se ve afectada por el tipo de clima. “Los bloques con sargazo tienen una resistencia de entre 75 a 120 kilos por centímetro cuadrado”, aseguró Omar Vázquez.

Además de las primeras plantas, ubicadas en Puerto Morelos y en Mahahual, Quintana Roo, las cuales comenzaron a operar en 2018, tiene proyectadas 5 plantas más y de mayores dimensiones en las ciudades de Playa del Carmen, Akumal, Tulum, Cozumel y una segunda en Puerto Morelos, por lo que a finales de 2019 sumarán 7 plantas para elaboración de bloques de sargazo en la República Mexicana. Pero no sólo México contará con casas construidas con sargazo, en Belice, autoridades y empresarios han establecido contacto con Omar para mostrar su interés en esta iniciativa, mismo que los ha llevado a instalar la primera planta en ese país y arrancará operaciones este año.

En este contexto y con el objetivo de crear conciencia de la afectación que tiene el desprendimiento de sargazo en nuestro planeta, la participación de Omar Vázquez, en el marco de THE GREEN EXPO® y del Congreso Internacional Ambiental de CONIECO, se llevará a cabo el martes 3 de septiembre, a las 9:00 horas, salón Tolteca 2, del Word Trade Center de la Ciudad de México, en el bloque titulado Ciudades Sustentables.

THE GREEN EXPO®  es el evento líder de negocios, capacitación y actualización de México y Latinoamérica para las industrias interesadas en soluciones rentables dentro de una economía circular sustentable,  y el foro idóneo para presentar una conferencia sobre esta iniciativa que tiene un impacto ambiental y social positivo.

Donde todos vieron un problema, él vio una oportunidad para contar su historia de vida, y a la vez, ayudar a su comunidad, sin imaginar el gran impacto social que representaría. “Irónico vivir en la pobreza extrema y poder ahora donar casas a las personas más vulnerables de nuestro país”, comentó Omar Vázquez.

Comentarios de Facebook