Patricia Guillén

El primer trimestre del año es históricamente el periodo en que los empleadores hacen el mayor ajuste al alza de sus plantillas laborales; en este periodo se crearon 251 mil 977 trabajos, aún por debajo de las cifras del mismo lapso de 2019, previo a la pandemia, cuando se crearon cerca de 260 mil empleos.

“El primer trimestre es clave para la recuperación del empleo, pero con los datos oficiales vemos que no se lograron rescatar los empleos cancelados como consecuencia de la pandemia. Con las nuevas disposiciones en materia de subcontratación, próximas a discutirse en el Congreso de la Unión, consideramos que serán un nuevo factor para frenar la recuperación de empleo formal para el resto del 2021”, explicó Héctor Márquez, director de Relaciones Institucionales de ManpowerGroup.

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, se han generado 20 millones 25 mil 709 puestos de trabajo hasta marzo del 2021. De los cuales el 85.6% son permanentes y el 14.4% son eventuales.

En marzo 2020 se tuvo una pérdida de empleos de 130 mil 593 puestos, misma que se agravó en abril 2020 con 555 mil 247 más. El primer trimestre del 2020, comprendido de enero a marzo, cerró con la creación de sólo 61 mil 501 empleos.

“Esta recuperación son indicadores positivos sobre el comportamiento del empleo con la pandemia como gran determinante de las políticas que rigen el comportamiento de las actividades económicas y los formatos de trabajo como medidas para evitar los contagios. Con los avances en los semáforos epidemiológicos, y el inicio de la vacunación se abrieron industrias y se dio certidumbre por una cuestión sanitaria”, indicó Márquez.

La certeza respecto de si lo que resta del año las tendencias del empleo en México continuarán en términos positivos se encuentra ahora sujeta a factores que son las nuevas reglas de contratación que dispongan las reformas a la Ley Federal del Trabajo y el lapso que determine el Congreso de la Unión para que las empresas dejen de utilizar esquemas de subcontratación.

“A medida que se cierren las vías de contrataciones legales y lícitas, se complique la reactivación de actividades, particularmente en las empresas de los sectores más afectados por la pandemia, las malas prácticas van a representar una respuesta de opción múltiple que no hagan más que agravar el problema de la informalidad en el país”, detalló.

Una de las prioridades este año es recuperar el empleo perdido por la pandemia, aún hace falta recuperar 457 mil 234 empleo formales en México, y las tendencias entre los empleadores señalan que el 70 por ciento optara por esquemas de contratación semi-formales, informales o despidos con su plantilla laboral contratada bajo outsourcing.

Comentarios de Facebook