Patricia Guillén

El ex senador de la República, ex aspirante presidencial en 2018 y actual presidente del comité directivo del Partido Fuerza por México en la Ciudad de México, Armando Ríos Piter, conocido en la política como “el jaguar”, nuevamente busca contender por un cargo de elección popular. Ahora busca registrarse ante el Instituto Electoral capitalino para competir el próximo 6 de junio por la alcaldía de Cuauhtémoc.

A dos años de que la autoridad electoral rechazara su indecorosa candidatura independiente, tras falsificar las firmas que debía reunir para registrarse como candidato independiente, también fue señalado desde Morena como un aliado encubierto del PRI, con el fin de robarle votos al emblema de oposición en ese momento Andrés Manuel López Obrador, actual presidente de México.

Tal como lo reveló en ese entonces el ahora presidente de la República, Ríos Piter recibió el apoyo de diferentes operadores del tricolor para juntar los casi dos millones de votos que requería para registrarse.

El INE invalidó más del 85 por ciento de las firmas que presentó. Tras sus escandalosos pasos en búsqueda de la presidencia de México en el 2018 señalados desde Morena: los pasos del Jaguar fueron definitivos, por lo que desistió de la campaña y luego anunció su apoyo a José Antonio Meade y su incorporación a la del PRI.

Ahora, en pleno inicio del 2021, el ex senador por Guerrero según recibió una invitación del partido Movimiento Ciudadano, el cual también pretende conformar un equipo de candidatos competitivos para la capital del país mexicano.

El fantasma de que AMLO habría pactado la transición con el ex presidente priísta Enrique Peña Nieto a cambio de impunidad para los funcionarios salientes, cobra cada vez más veracidad.

Nos cuentan, que ese acuerdo lo instrumentó ni más ni menos que don Ricardo Monreal Ávila el “flamante” senador de Morena y su interlocutor “por parte de la mafia del poder saliente” fue José Antonio Meade.

Durante la campaña, los priístas bajaron a la mala a Ricardo Anaya, activaron al Partido Verde en el sureste y desinflaron su propia campaña.

Aseguran que «en vez de meterle 10 pesos a Meade, solo le metimos 2» lo cual, en su conjunto, le abrió paso al tabasqueño para «apaciguar» el descontento social con el compromiso de no tocar las reformas estructurales.

Hoy todas esas versiones de pasillo, encarnan en un hecho irrefutable: los operadores de Meade y de Mikel Arriola hoy son los operadores de Ricardo Monreal en su nuevo partido Fuerza Social por México que tiene en sociedad con el sindicalista obradorista Pedro Haces.

La llamada “mafia del poder” no se fue, solo cambió de piel, unos de verde y otros de rosa, pero siguen siendo la parte medular de la llamada Cuarta Transformación (4T).

Los operadores de José Antonio Meade hoy operan para Monreal y Pedro Haces. Ellos son: Armando Ríos Pitter y Fernando Zárate:  el viejo PRI es ahora la 4T.

Esos operadores no dan una porque están vendiendo las candidaturas y negociando con el gobierno de la CDMX.

Comentarios de Facebook