Redacción

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) detectó una presunta red de corrupción en los exámenes médicos realizados a conductores. Los malos manejos se identificaron en los certificados que requieren los choferes para demostrar que están aptos física y psicológicamente para realizar desempeñar su trabajo.

De acuerdo con los reportes de la dependencia, la posible red ilegal se extendería por más de 50 clínicas que la SCT opera de en estados como Veracruz, Monterrey, Guadalajara, Guerrero, Durango y Sonora.

La investigación abarca a presuntos doctores, algunos sin cédula profesional, que también prestaban servicios de consultoría de forma externa o consultorios privados. El listado de presuntos responsables hace mención del Dr. Salvador Fuentes García, Dr. Enrique González Galván, Dra. Marisol Villalba Hernández, Dr. Juan Cruz Molina y al Centro de Estudios médicos Especializados Integral del Norte. 

En 2019, Ricardo Neri Vela, titular de la Dirección General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte de la SCT, dio a conocer que se realizó un diagnóstico de este sistema a través de auditorías médicas a terceros autorizados y trabajadores, y “se descubrió una red de corrupción de la autoridad y malas prácticas, lo que dio paso al proceso de revocación de permisos a los doctores implicados” Neri Vela detalló que el programa permitió malas prácticas como cobrar tarifas menores a la estipuladas en las unidades médicas de la SCT, ya que los privados no estaban obligados a fiscalizar esas ganancias ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo que provocó que algunos de ellos no lo vieran como el factor que puede garantizar seguridad en las vías generales de comunicación, sino como un negocio.

Comentarios de Facebook