El Indeleble

Llamada “el secreto mejor guardado del funk canadiense” por el periódico La Presse, THE BROOKS es una agrupación de músicos consolidados, reconocidos en la escena soul/funk a nivel internacional.

THE BROOKS son lidereados por el icónico músico de soul, Alan Prater. Nacido en Florida, Estados Unidos, Prater fue parte de las giras mundiales de Michael Jackson de 1981 a 1985 como trompetista y trombonista, así como de otras leyendas como Al Green, The O’Jays o Cameo.

La banda se formó tras los muros del legendario Motown Museum gracias al bajista Alexandre Lapointe, quien ha trabajado al lado de artistas como Joel Campbell (director musical de Tina Turner y Janet Jackson).

A Alan Prater y Alexandre Lapointe se unieron Maxime Bellavance (batería), Philippe Look (guitarra y voz), Daniel Thouin (teclados), Sébastien Grenier (saxofón), Hichem Khalfa (trompeta francesa) y Philippe Beaudin (percusiones).

El segundo corte de “ANY DAY NOW”, “GAMEPLAY”, es una fiesta rítmica en sí misma, una historia en la que el narrador intenta convencer a una chica de que no está jugando, de que su interés es auténtico, acompañada de una música que hace imposible convencer al cuerpo de dejar de bailar.

El verso “Know that I’m here to win ya” fácilmente podría ser dedicado a la audiencia a modo de advertencia de que este ritmo es verdaderamente incontenible.

La realización del video de “GAMEPLAY”, así como el diseño del personaje tipo manga remezclado con un personaje dueño de la escena funk, estuvo a cargo de Fred Remuzat; el montaje, la composición y los efectos visuales, de Sébastien Pascal; la animación, de Aurelien Delauzun; y los decorados 3D, de Laurent Valencia y Aldo Bou Malhab.

THE BROOKS es una banda que quiere propagar felicidad y funk a la vida de las personas, de tal modo que no hay mejor momento que ahora –en un mundo asolado por la pandemia– para lanzar esta música y ayudar a la gente a recobrar la alegría, el baile y el funk.

Gameplay de The Brooks.

Gracias a un entendimiento sólido, su mensaje musical se transmite bellamente. THE BROOKS va más allá de la mera interpretación y los ejercicios de estilo: son una groove machine poderosa y una fuerza de empuje en su propio sector.

50 años de música afroamericana se condensa en su estética. Tanto en sus shows como en sus discos se puede escuchar la meticulosidad de James Brown, el deleite de D’Angelo, la luminosidad de Fela Kuti, la apertura intergeneracional de Herbie Hancock y el espíritu innovador de J. Dilla.

Estos héroes de la música no dejaban que las reglas y las tendencias dictaran sus mensajes, como tampoco lo permite THE BROOKS. Tal como estas leyendas, construyen su reputación con sudor y rigor, lejos de los canales convencionales.

Comentarios de Facebook