Santiago Poot

Algunas personas piensan que solicitar un crédito personal o de cualquier tipo, consiste en obtener dinero el cual, nunca se terminará de pagar, sin embargo, este te permitirá acceder hoy a lo que, de otra forma, llevaría meses o años juntar para adquirir, pero ¿Qué tan cierto podría ser esto?

Los créditos surgen como un útil instrumento para ayudar a las personas a obtener bienes o servicios que tal vez podrían pagar de contado, situación que con el tiempo ha tomado un mayor auge, de hecho, se estima que un 34.7[1]% de mexicanos solicitan créditos personales. Sabemos que, aún tienes dudas, sobre todo si es la primera vez que lo harás.

“En ocasiones, hay personas que a través de sus experiencias dicen que es mejor mantenerse alejado de ellos, pero un crédito siempre te ayudará a sacarle el mayor provecho a tus finanzas, ya que puedes utilizarlo para cubrir alguna emergencia de salud, cumplir con una meta o proyecto que se tienen a futuro como: viajar, comprar un automóvil, la remodelación de la casa o cualquier otra cosa que te brinde bienestar a ti y a tu familia” afirmó Dante Teytud, experto en finanzas personales y director comercial de Credifiel.  

Conocer más sobre los créditos personales, te permitirá utilizarla mejor y ganar en calidad de vida, de hecho, un crédito es una deuda que habla bien de ti, porque con ello adquirirás confianza y credibilidad acerca de tu comportamiento financiero con cualquier otra institución.

Por ello, en este artículo te compartimos los detalles que debes conocer antes de sacar tu primer préstamo personal sin correr riesgos para que des el paso que necesitas.

  • Define tu objetivo: Fija tu meta a cumplir, como remodelar tu casa, emprender o cubrir un gasto médico. No olvides que los créditos son una herramienta que te darán ventaja para irlo pagando poco a poco, en lugar de dar todo ese dinero en una sola exhibición. Siempre y cuando te organices en tus pagos para que no te generen ninguna preocupación y así, puedas realizar tus sueños.
  • Dónde solicitarlo: Asegúrate de escoger una institución reconocida por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para evitar ser víctima de fraude.
  • Organiza tus pagos: Antes de contratar un crédito, elabora un plan en el que contemples mes con mes el pago que generará, revisa el monto total y el plazo a liquidarlo. Considera que tendrás que cubrir las mensualidades, solicita un monto que se adapte a tus posibilidades y así no te sientas presionado. 
  • Método de pago: Asegúrate que tenga una tasa de interés fija, y la vía por la cual será cobrada. Anota  la fecha de pago de tu crédito, ya que al no incumplirlo te generará intereses y recargos que harán que tu deuda se acrecenté.
  • Sin aval: Si trabajas en el sector educativo, eres jubilado o pensionados del IMSS, en el gobierno o en salud pública, existen ofertas exclusivas en los créditos sin aval que son seguros, rápidos y confiables, ya que están diseñados para ofrecerte el apoyo económico que necesitas en cualquier momento.

Contar con créditos personales te  darán la oportunidad de mantener un equilibrio en la economía familiar y cuando les das un buen uso se convierten en tus mejores aliados cuando de cumplir tus sueños se trata.


[1] Estudio, Destácame Index, 2019.

Comentarios de Facebook