Patricia Guillén

Todo comenzó en el año de 1971, cuando Ángel Losada, fundador de restaurantes Toks, imaginó un lugar para que los ciudadanos pudieran sentirse como en casa al momento de desayunar, comer o cenar, o simplemente tomarte un café para platicar con los amigos.

Cuidando cada detalle para compartir grandes sabores y momentos en un restaurante Toks, en este 2021 cumple su primer medio siglo de existencia en más de 20 estados de México con aproximadamente 208 sucursales.

¡50 años de tradición y de hacer historia en México! Dijo Juan Carlos Alverde Losada, director general de Grupo Toks.

Con música de mariachi, pastel, degustación de los mejores platillos y bebidas de Toks, y además de la exposición de algunos productos como granola, café, miel de abeja, mole, mermelada y chocolate artesanal como parte de proyectos productivos que ha establecido Grupo Toks, festejaron los 50 años de vida de la cadena de restaurantes Toks en México.

Alverde Losada platicó que Toks fue fundado el 16 de julio de 1971 con su primera sucursal ubicada en La Villa, Ciudad de México con un formato de fuente de sodas, que el concepto de cafetería aun no figuraba como hoy en día.

 “A 50 años de existencia, queremos seguir ofreciendo una calidez de servicio y la mejor experiencia en todas las ciudades donde operamos”, dijo Juan Carlos.

Entre algunas ciudades en donde opera un restaurante Toks están Ciudad de México, Estado de México, Monterrey, Puebla, Guadalajara, Querétaro, Quintana Roo, entre otros.

Únicamente del 2017 a la fecha, Toks ha atendido alrededor de 120 millones de clientes, casi la población de todo el país.

En los últimos dos años, Toks ha preparado 48 millones de platillos, lo que equivale a cinco veces la población de la Ciudad de México, en tanto su operación diaria recibe más de 1 tonelada mensual de frutas y verduras.

En el 2003 iniciaron con los proyectos productivos, a la fecha son 7 comunidades con cerca de 600 productores los beneficiarios con la compra de insumos a precios justos.

Granola: Sus ingredientes naturales y elaboración artesanal reflejan la riqueza y el sabor de la cocina mexicana. Desde San Felipe del progreso llega a manos de los comensales el sabor mazahua.

Mole: Doña Yolanda y seis mujeres mazahuas elaboran el platillo mexicano por excelencia: el mole. Sus ingredientes naturales previamente seleccionados no sólo tienen un sabor inigualable, sino que también transmiten respeto por una tradición milenaria. Toks admira y comparte la calidad en el proceso artesanal del Mole Doña Yolanda, y lo pone a tu alcance en cualquiera de sus restaurantes.

Mermelada: Mujeres de la sierra central de Guanajuato elaboran conservas de manera artesanal. Aprovechando las fresas de la región y poniendo su mayor esfuerzo en cada detalle, logran una mermelada consistente y de sabor único. Por tratarse de un producto 100% natural, conserva las propiedades nutrimentales extraídas de la fresa; por lo cual, además de ser deliciosa, es buena para la salud.

Chocolate artesanal: A base de grandes esfuerzos, el grupo organizado como PANO (Procesadora de Alimentos Nostálgicos de Oaxaca) logró construir una fábrica en su lugar de origen, Ayoquezco de Aldama, Oaxaca. Conjuntando las instalaciones modernas con la antigua tradición artesanal oaxaqueña, aparece el Chocolate Sierra Morena, producto emblemático de la tradición culinaria del estado.

Miel de abeja: Habitantes de la montaña Amuzga encontraron en la recolección de miel la manera de mantener sus tradiciones sin afectar su entorno. La miel Amuzga es un endulzante natural elaborado artesanalmente, el cual posee propiedades energéticas, vitaminas y sustancias antibióticas. Por su rico sabor es utilizada para elaborar diferentes platillos en restaurantes toks.

Café: En la reserva de la biosfera del Volcán Tacaná en el estado de Chiapas, existe un grupo de 140 pequeños productores de diferentes comunidades, los cuales se unieron para crear «Productores Orgánicos del Tacaná»; sociedad rural que hasta la fecha se ha encargado de producir café orgánico de altura y de la más alta calidad mediante técnicas que cuidan el medio ambiente.

Para poder lograr que este café llegue a las mesas de Toks, desarrollaron desde 2016, un Proyecto Productivo Sustentable, de Comercio Justo, y Socialmente Responsable, ayudando a que la cadena de distribución sea más eficiente comprando de manera directa a los productores y eliminando a los intermediarios.

Durante el festejo de Toks y como homenaje a sus 50 años, además de los platillos antes mencionados, hubo un desfile con los uniformes que han utilizado las empleadas de Toks desde 1971 a la fecha. Y para culminar la magna celebración, la noche cerró con la partida de un pastel conmemorativo de chocolate, con relleno de crema de avellana y nueces, cubierto con chocolate obscuro.

Cabe destacar, que, si a un Toks uno acude, entre la comida que no debe faltar sin ser consumida están los esquites, tacos de arrachera y champiñón, tacos de camarón estilo Sonora, tacos de cochinita, tacos taurinos, doraditas de huitlacoche, sándwich mediterráneo, tostadas de fideo seco en mole mazahua, entre otros, son platos exquisitos que el paladar debe disfrutar.

Para celebrar los 50 años de Toks, la cadena de Grupo Gigante indicó que, a partir de este primero de julio hasta el 15 de agosto, implementarán en los restaurantes una promoción en la que 25 bebidas y 25 platillos tendrán hasta 50 % de descuento.

Comentarios de Facebook