AJR

Con una fuerte influencia de danza folclórica aprendida desde niño junto a su padre, el bailarín y coreógrafo José Ángel Luna Pedroza fundó en 2015 la Compañía Trashumantes Danza Contemporánea, con el propósito de crear un lenguaje dancístico propio y sencillo que lleve de la mano al espectador rumbo al universo de la danza contemporánea.

Para perfeccionar su intención, explica el coreógrafo en entrevista, se vale de distintas disciplinas como el arte circense, clown, teatro, danza folclórica y baile de salón “nuestras propuestas a veces empiezan desde lo teatral, desde la literatura, desde el juego o incluso desde una anécdota. Así es como trabajamos esa búsqueda constante, sugiriendo coreografías hibridas que siempre terminan en danza contemporánea”.

La compañía inició con el bailarín y actor José Reina y con el zanquero, actor y especialista en arte circense José Luis Pacheco, quienes, en conjunto con José Ángel Luna, quien es también bailarín de danza folclórica y de salón, decidieron conjuntar diversas vertientes para nutrir su propuesta y llegar a lo que llaman “danza contemporánea hidrocálida”.

Las piezas que han trabajado son de más de 40 minutos, con temáticas como el análisis de problemáticas actuales como la contaminación, violencia de género, entre otros, como la diversidad cultural de México. Muchas de sus piezas nacen a partir de investigaciones de campo o entrevistas, explica el entrevistado.

Trashumantes Danza Contemporánea se ha presentado en escenarios como la Feria Nacional de San Marcos 2017, 2018 y 2019, Encuentro de Danza de Mazatlán 2018, Festival de Calaveras 2017, 2018, 2019 y 2020 en su versión virtual; también en escenarios internacionales como el Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano 2017 y 2020.

José Ángel Luna Pedroza ha representado a México como bailarín y coreógrafo en países como Argentina, Chile, España y Portugal. Se ha entrenado en diversas técnicas y estilos de danza como: Graham, Limón, Francis, reléase y mixtas; pas de deux, tango de salón, danza folclórica, improvisación de contacto; además cursos de teatro físico y clown.

Afirma José Ángel que su paso por diferentes estilos dancísticos le ha servido para entender que la danza contemporánea debe ser más digerible “se debe encontrar un equilibrio, porque muchas veces los contemporáneos se excusan mucho en la abstracción para no investigar cómo comunicar. Recuerdo mucho a una maestra de Xalapa que decía que la danza contemporánea en varias ocasiones ni siquiera la entiende el que la baila, de esa forma, no hay manera de transmitir un mensaje”.

La Compañía Trashumantes Danza Contemporánea también ha recorrido jardines de niños, primarias y secundarias en búsqueda de nuevos públicos “queremos formar público en Aguascalientes, formarlo desde la edad más temprana y con lenguaje sencillo”, comenta.

Para este público va dirigido Desabrazados, un espectáculo que combina recursos dancísticos y de clown para narrar una tierna y simpática historia, la cual realizó 50 representaciones de manera presencial, hasta antes de la contingencia sanitaria por la COVID-19, y unas más de manera virtual que fueron presentadas a través de la página de Facebook del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura.

Entre sus más de 10 coreografías, destaca también El corazón del único mundo, obra realizada con una beca del Programa de Estímulo a la Creación y desarrollo Artístico 2017 (PECDA). La pieza es una fusión de danza prehispánica con danza contemporánea “quise juntar estas dos disciplinas como un homenaje a mi papá, por todo lo compartido en mi infancia y lo que me llevó a seguir este camino desde mi propia concepción”.

La compañía está integrada por cinco personas de base, y dependiendo el proyecto, se integran más. También han buscado colaborar con muchos artistas hidrocálidos “hay gente que hace otras cosas y nos aporta desde su otra disciplina, es muy interesante todo lo que va saliendo con sus propuestas, siempre estamos abiertos a la experimentación”, concluye el entrevistado.

Comentarios de Facebook